La salud de Jader Adnan se agrava tras 58 días de ayuno

14-2-2012. Ana Garralda, Diario El País - España. Fuente: Palestina Libre

La vida del dirigente de Jader Adnan, que se encuentra en huelga de hambre desde hace 58 días, comienza a correr peligro. Adnan lleva ya varias jornadas hospitalizado y está siendo alimentado forzosamente con suero, mientras sus familiares y amigos demandan su puesta en libertad.

El preso fue juzgado el pasado mes de enero por un tribunal militar que le impuso cuatro meses de arresto administrativo por sus “actividades” como “miembro de la Yihad Islámica palestina, que amenaza la seguridad de la región”. Desde entonces, Adnan se encuentra en “detención administrativa”, por la que las autoridades israelíes ni presentan cargos concretos contra él, ni le dejan en libertad, en base a informaciones, dicen, de carácter restringido a las que ni siquiera tiene acceso su abogado, Yawad Bulos. “Jader es una persona muy obstinada y podría llevar su huelga de hambre hasta las últimas consecuencias, igual que hiciera el famoso preso del IRA irlandés Bobby Sands en 1981”, comenta Bulos desde su oficina en Ramala. “La forma en la que le arrestaron y el régimen de detención administrativa en que le retienen son antidemocráticos y no cumplen con las condiciones mínimas del Estado de derecho”, añade este letrado que durante años fue el abogado de la Casa de Oriente, un emblemático edificio que albergó, hasta el año 2001, la delegación oficiosa de la OLP en Jerusalén.

Jader Adnan, que ha asegurado haber sido víctima de malos tratos, sólo quiere que le juzguen o le dejen en libertad, lo mismo que pedía el pasado sábado la organización pro Derechos Humanos, Human Rights Watch a través de un comunicado: “Israel debe poner fin inmediatamente a la detención ilegal de Adnan”. La organización palestina defensora de los derechos de los presos, Addameer, advirtió recientemente en otro comunicado que la salud de Adnan ha entrado ya en una “fase alarmantemente crítica que podría tener consecuencias irreversibles y llevar en cualquier momento a un desenlace fatal”. Ayer por la mañana, cientos de estudiantes de la Universidad de Bir Zeit celebraban una asamblea en la que reivindicaban la libertad de Adnan y la mejora de las condiciones penitenciarias del resto de los casi 4.500 palestinos que cumplen condena en cárceles israelíes. A renglón seguido, dos centenares de estudiantes se dirigían en autobuses hasta la prisión de Ofer, situada al Oeste de Ramala, donde se enfrentaban a efectivos de la Guardia de Fronteras israelí, registrándose varios heridos por impacto de proyectiles de gases lacrimógenos y de granadas aturdidoras.

 

Fuente: Palestina Libre

Estudiantes internacionalistas con el Proyecto Golden Palestina. No a las relaciones con Israel, basta ya

Entrevista a Inés Castellano, del grupo de cooperación "Sevilla-Palestina"

Ramón Pedregal Casanova


Inés Castellano es Psicóloga, y actualmente está doctorando en Intrerculturalidad y Mundo Arabe-islámico. Miembro del Proyecto Golden5 en Palestina subvencionado por la Agencia Andaluza de Cooperación y la Universidad de Sevilla, y forma parte del grupo universitario de cooperación Sevilla-Palestina. Dispone de una beca de colaboración la Ofcina de Cooperación de la U. Sevilla para el curso 2012.En el marco de actividades del proyecto de Cooperación Sevilla-Palestina, viaja a Palestina frecuentemente desde el año 2009. Ha realizado el prácticum de psicología en el Teacher Creativity Center, una institución educativa palestina, así como participado en numerosas actividades propias del proyecto Golden 5, habiendo visitados escuelas y universidades.


¿Puedes explicar qué es y cuál es el contenido del Proyecto Golden Palestina?

El proyecto Golden 5 es un proyecto psicoeducativo que nació de 5 países europeos: Polonia, Italia, Noruega, España y Bélgica y que ha sido premiado con la medalla de Bronze por la Comisión europea en 2009. El Golden llegó a Palestina gracias a la coordinadora del proyecto María José Lera, quién hizo lo imposible por conseguir implementarlo tanto en Cisjordania como en Gaza. En 2006, y tras muchísimo trabajo, empieza el Golden Palestina en la zona sureña de Hebrón, área especialmente azotada por la ocupación israelí.

La idea básica del Golden es conseguir que cada estudiante brille (de ahí el nombre Golden) y saque lo mejor de sí mismo, pero para eso hacen falta unas condiciones previas en el aula que potencien lo mejor de cada uno. Un ambiente agradable, unas buenas relaciones entre los estudiantes y profesores o un grupo con una alta auto-estima, son algunas de las áreas que el Golden trabaja.

Es bastante generalizado encontrar en Palestina niñas y niños traumatizados psicológicamente, inseguros, con problemas de atención o concentración, y surgen bastantes conflictos dentro del aula. Bueno, nos hemos encontrado que el Golden, con estrategias muy sencillas en las que se entrena al profesorado, contribuye muy significativamente a reducir estos síntomas y a mejorar el clima escolar en general.

 

¿Cómo surgió y cómo establecisteis relación con Palestina?

Nuestra relación con Palestina surgió a raíz de conocer a la coordinadora del proyecto Golden. María José, que nos daba clases de Orientación e Intervención Psicoeducativa en la Facultad de Psicología de Sevilla, y dónde siempre nos hablaba de Palestina con profunda pasión y una empatía poco común en los académicos de su nivel. Ella ya llevaba años trabajando en Palestina y fue muy fácil empezar a colaborar con ella en uno de sus tantos proyectos. Así nuestra primera visita a Palestina fue en 2009, dónde tuvimos ocasión de palpar y sentir todo aquello que María José ya nos había transmitido en clase. A partir de aquel momento, adquirimos un profundo compromiso con la causa Palestina y seguimos trabajando con instituciones, universidades y colegios desde nuestro ámbito profesional, la psicología, luchando especialmente por los niños y niñas de Palestina, las principales víctimas de la política sionista.

 

Estuvisteis en Nablus ¿en qué parte del territorio palestino se encuentra? ¿nos podéis contar la situación en esa ciudad?

Nablus es una ciudad al norte de Cisjordania, de las más pobladas y muy bonita. La ciudad está encallada en un valle rodeada de montañas que hacen de barrera natural. Por esto Nablus siempre ha sido una de las ciudades más resistentes a la ocupación, porque su situación geográfica le permitía diseñar mejores estrategias de resistencia que otras. También por la ciudad vieja de Nablus que es muy grande y servía a sus ciudadanos como escondite desde el que esperaban a los soldados que tenían que entrar a pie, porque los tanques no cabían por las calles tan estrechas del zoco.

Nablus es la única ciudad palestina que actualmente tiene musulmanes (en su gran mayoría), pero también Cristianos y una comunidad de judíos samaritanos que viven en lo alto de una montaña. Esta comunidad judía crea muchos problemas a Israel, porque ellos son palestinos y antisionistas, lo cual desmonta toda la excusa sionista de una nación para los judíos. Han recibido innumerables ofertas por parte de Israel para que se vayan de allí y se asienten en ciudades israelíes o en alguna colonia, pero ellos se niegan. Viven allí desde antes de Cristo y se sienten palestinos.

Actualmente Nablus no está mejor. Completamente rodeada de checkpoints y colonias ultrasionistas, controlan a cada palestino que entra y sale de la ciudad, les hacen sentir constantemente que sus vidas están bajo control israelí, es una estrategia psicológica para minarlos, y realmente así funciona.

Según creo vuestro trabajo se desarrolló en una escuela ¿por qué? ¿quiénes asistían? ¿con qué medios contaban? ¿cuál era su vivencia? ¿de qué trataba vuestro trabajo? ¿qué carencias tiene la población en general, y en particular la población infantil?

En realidad en varias escuelas del área de Nablus, aunque quizás nos dedicamos más en cuerpo y alma a una de ellas, la escuela de la UNRWA de uno de los campos de refugiados de Nablus, Al Farah. Es una escuela básica de chicas dónde acuden todas las niñas en edad escolar de este campo de refugiados. Es especialmente necesario atender a los niños y niñas de los campos de refugiados porque son los que mas sufren las consecuencias de la ocupación y eso afecta obviamente a su desarrollo. La población de Farah, o de otros campos de refugiados es la más vulnerable, porque todos están en zona C, lo que significa que Israel tiene el control absoluto, y el ejército sionista entra cuando quiere, arresta a menores y mayores, disparan, humillan, etc...Todo esto genera una sensación de indefensión e inseguridad en los más pequeños muy difícil de paliar, y esa es una de las tareas de la escuela, que se hace muy complicada cuando también el profesorado vive bajo las mismas condiciones.

Nuestra experiencia en la escuela fue muy positiva, dónde nos recibieron a nosotras y al proyecto Golden con los brazos abiertos. Trabajamos directamente con el profesorado y no con las alumnas, tanto dentro como fuera del aula, observando las clases y las dinámicas de relaciones, para posteriormente analizar con las profesoras qué estrategias puede usar para mejorar en diferentes aspectos que ya, previamente, había señalado como mejorables. Realmente, los resultados son muy buenos y todos mejoran, las alumnas mejoran actitudinal y académicamente al sentirse parte importante de un equipo, las profesoras sienten que manejan mejor el aula y tienen más control, con lo cual reduce el estrés y el alumnado lo percibe, y así entran en una relación de feedback positivo que genera la mejora general del grupo en muchos aspectos.

Ha sido una experiencia muy gratificante, el contribuir a crear un espacio que da cierta seguridad a las más pequeñas, en un entorno tan inseguro y desestabilizador.

 

¿Podéis describir vuestra experiencia, lo que veíais, lo que vivíais, bajo la ocupación sionista?

Bueno, la verdad es que dentro de las principales ciudades los efectos de la ocupación son algo menores, pero sólo si te quedas dentro y no te mueves, cosa que no hace nadie obviamente. Lo que vimos en Nablus y en Palestina en general, es mucha gente extremadamente simpática, agradecida y con un sentido del humor admirable a pesar de su situación, de las largas esperas en los chekpoints, la falta de agua, la pérdida de familiares, el robo de viviendas o tierras y los ataques de los soldados y los colonos.

Es difícil imaginarse desde nuestra vida occidental cómo es vivir bajo ocupación, y cuáles son las dificultades diarias que conlleva, que son muchas y afectan a todos los ámbitos de la vida. Desde tener que salir de casa con mucho más tiempo del necesario para llegar al trabajo, porque te encuentras un chekpoint y puede que pases rápido o puede que no, hasta contabilizar cada gota de agua que se gasta en la casa porque se acaban los tanques contenedores que tienen en las azoteas, o la dificultad para hacer cualquier tipo de plan, porque surgen miles de imprevistos que no dependen de ti. Todo allí está ralentizado, absolutamente todo, transportes, administraciones, universidades, incluso cualquier transacción bancaria pasa por la supervisión israelí.

 

¿Cómo tratan los ocupantes sionistas a la población palestina?

Peor que a las ratas. Los palestinos no son personas a los ojos de los sionistas y ya se encarga la política de adiestramiento israelí de hacer sentir a sus propios ciudadanos desde que nacen ese desprecio a todo lo relacionado con lo árabe y especialmente hacia los palestinos. Es realmente inhumano el grado de desconexión moral que tiene el pueblo israelí para con los palestinos. Los utilizan para sentirse poderosos y fuertes, y da igual que sea un niño que un anciano, porque para ellos son todos la misma basura a la que hay que eliminar. Especialmente alarmante es el ejemplo de los colonos de Hebrón, que son los más fundamentalistas, dónde a diario atacan a ciudadanos palestinos. Hemos sido testigos de niños colonos tirando piedras y escupiendo a niños y profesores palestinos simplemente por tener que pasar por la misma calle que ellos para ir a la escuela. Es escalofriante y llegas a plantearte si realmente son humanos.

 

¿Dónde más estuvisteis y qué visteis?

Hemos viajado por casi toda Cisjordania, Belén, Hebrón, Qalqilia, Jenín, Jericó, Jerusalén, Ramallah, etc... Todas las regiones están muy afectadas por la ocupación, pero hay algunas zonas que acusan más unos problemas que otras. Me acuerdo de otro campo de refugiados entre Belén y Hebrón, Al Aroub, que me impactó especialmente por la dureza que allí se vive. Es un poblado a pie de carretera que sólo tiene una entrada en la que hay una torre de control militar con varios tanques apostados. Allí viven más de 10,000 personas hacinadas en viviendas muy pequeñas y con calles de menos de un metro de anchas. Cada niño que conocimos tenía detrás historias de encarcelamientos y maltratos por parte del ejército, o han sido testigos de la muerte de un familiar directo. Los chicos nos enseñaron el campo de futbol del poblado en el que juegan habitualmente y nos contaron que Israel había dado orden de demolerlo porque había proyectada una carretera que pasaría justo por donde está el campo. Y así es con todo, todo lo que un Palestino pueda tener es destruido y/o robado. Aunque ellos no se rinden fácilmente y ya tienen planes para habilitar unos terrenitos como nuevo campo de futbol, no tan grande pero servirá. Y esa es la resistencia del pueblo palestino, seguir levantándose cada vez que los tiran, pensando en sus posibilidades y siendo creativos.

 

¿Se nota la solidaridad del exterior?

Sí que se nota, es imposible no notarla si allá dónde vayas ves carteles de casas, plantas de agua, escuelas o centros de salud que han sido construidos por cooperación internacional. Lo que pasa es que es una ayuda muy deficiente y poco duradera en muchas ocasiones porque Israel destruye muchísimas de las construcciones. Por ejemplo, el campo de futbol que comentaba, fue construido con cooperación alemana, y va a durar pocos años. Y hace muy poco tuvimos un ejemplo en el sur de Hebrón con una planta de energía fotovoltaica de la que se abastecen 30 familias y que fue construida con cooperación española hace dos años y ya Israel ha dado orden de demolerla también. Hay muchísimos ejemplos, como el aeropuerto de Gaza, también construido con Cooperación Española y que ha sido bombardeado en innumerables ocasiones.

Además, cada vez son más los ciudadanos de cualquier parte del mundo que muestran solidaridad con la causa palestina y en esto están teniendo que ver varios factores, primero la propia resistencia del pueblo palestino que lleva 65 años luchando y segundo, las grandes acciones internacionales de solidaridad, como los barcos que intentan romper el bloqueo en Gaza, las flotillas, que lo intentan por aire y las Marchas que se vienen haciendo hace años para entrar a Palestina.

 

¿Qué diríais que el pueblo palestino pide a los pueblos del mundo?

Los palestinos lo tienen claro, y lo dicen: no necesitan dinero, ni alimentos, ni medicinas, lo que necesitan es libertad. A partir de ahí, es fácil entender que lo que esperan de la comunidad internacional es, mas que ayuda en concepto de cooperación, más voluntad política tanto de gobiernos como de los ciudadanos, para que exijamos a nuestros respectivos gobernantes que corten relaciones con Israel y que desde la Comunidad Internacional se les diga un gran BASTA YA. Cuando Israel deje de pisotearlos, tendrán la libertad para autoabastecerse sin necesidad de tantas ayudas externas.

Inés Castellano, muchas gracias por tus palabras.

Interview Mick Napier: "Everyone can help Welcome to Palestine 2012" Adri Nieuwhof | 20.12.2011 13:29 | Palestine

Israel deported dozens of international activists in July 2011 (Oren Ziv)
Israel deported dozens of international activists in July 2011 (Oren Ziv)

Adri Nieuwhof | 20.12.2011 13:29 | Palestine


Plans are underway to challenge Israeli apartheid during 2012 by having a large number of international activists land in Tel Aviv’s Ben Gurion airport and state openly that they wish to visit Palestine. Scheduled for 15 April, the “Welcome to Palestine 2012” initiative will be the second such attempt to affirm the right of Palestinians living in the occupied West Bank to receive visitors
In July this year, international airlines collaborated with Israel in preventing black-listed participants to board planes. More than a hundred activists with the Welcome to Palestine “Flytilla” reached the Tel Aviv airport, but they were detained by Israeli forces upon arrival, and subsequently deported.

The Electronic Intifada contributor Adri Nieuwhof recently interviewed Mick Napier, chairman of the Scottish Palestine Solidarity Campaign, and a Welcome to Palestine 2012 organizer in the United Kingdom, about the project. Napier was one of the participants in this year’s “Flytilla” who was detained by Israel.

Adri Nieuwhof: Can you clarify how you become involved in Palestine solidarity activism and what drives you?

Mick Napier: Well, I spent years at university opposing the [US] invasion and devastation of Vietnam. I took from that the idea that it is possible to defeat even the greatest crimes. If we organize ourselves and link the people in colonial countries with a principled solidarity movement in the metropolitan countries, we can win.

AN: Can you tell us more about the Welcome to Palestine initiative?

MN: It is a French-Belgian initiative, with a few of us from the UK joining last year. As soon as I heard about it, I knew it would be a serious challenge [to] the fencing off of the Palestinians in the West Bank. In the same way as the [Gaza Freedom] Flotilla has done. With “Welcome to Palestine” we can show people the crimes Israel commits against the Palestinians.

In July, about 500 people were prepared to fly to Tel Aviv, and 125 arrived. We know we wrong-footed the Israelis. We know, if we multiply the numbers, we can challenge Israel and the compliance of our governments. Not just in Gaza, but in the West Bank as well.

AN: You participated in the first Flytilla. How was the reception at Ben Gurion airport in Tel Aviv last July?

MN: The reception in Tel Aviv shows that Israel is a lawless state. Upon not infringing passport control after we said that we want to visit Palestinian friends in Bethlehem, we were frog-marched to a detention center and from there moved to two other prisons. We were assured by Israeli officers that we were guilty of something but not [told] of what. While we were in prison, the Israeli embassy in London issued a statement that we were not held in a prison.

AN: What are the lessons you have learned from the Flytilla?

MN: The Israeli authorities in the days before 8 July became hysterical. [Israeli Prime Minister Benjamin] Netanyahu announced that people who fly to Tel Aviv to go to Bethlehem are a threat to the security of Israel. The Israeli police chief, who is a hooligan himself, called us hooligans who will be dealt with appropriately. We learned we should fly in huge numbers and [that it is important] to liaise with Palestinians and friends in Israel.

The Israelis have constructed enormous prisons for Palestinians. But prisoners have a right to visits. Our countries are in league with Israel. Israel denies the most basic rights to Palestinians. Their response to our initiative was to score an own-goal. The publicity and sympathy we received was quite remarkable.

Small towns adopted people who would go. Israel was portrayed as the problem, not the British citizens. Even quite right-wing communities wondered at the stupidity of Netanyahu and the police minister. The stupidity, the lack of subtlety and the belief they can solve any problem with oppression, it is all in our favor.

AN: With the first Flytilla, airlines received lists with names of people who would be denied entry to Israel, [and the] airlines did not allow them to board the plane. What role will the airlines play in the coming Flytilla?

MN: There are indications that airlines felt manipulated by Israel. European airlines have felt it is costly in terms of money and public relations. There will be demonstrations if we are not permitted on board. There will be a chance they [the airlines] will leave Israel to deal with us. Airlines should refuse to be the auxiliary prison guards for Israel’s illegal occupation.

AN: Not everybody can participate in the next Flytilla on 15 April 2012. Do you have suggestions what people who want to support the Palestinians can do?

MN: Everyone can participate. Not just the hundreds of people that will fly. People are needed to explain why it is important to adopt the tactic, to explain why people are going to visit Palestinian friends openly. We need a support system on the ground like the Flotilla to inform the public in case we are detained.

The wider answer to your question is boycott, divestment and sanctions (BDS). We respond to the Palestinian call of boycott of any institution of the Israeli state. So [Israeli airline] El Al is most definitely not an option to fly that day.

Fundamental to what we do is the understanding — shared by Zionists — that Israel has become a toxic brand. The knowledge about Israel’s criminal behavior has spread far and wide in every European country. Therefore, when Israel crosses another red line by a massacre on sea, or by not allowing visits to prison for Palestinians, they dig themselves deeper into a hostile public opinion which is the basis of all BDS successes that have been secured until now.

 

More info on Welcome To Palestine 2012:

http://www.welcometopalestine.info/

¨Estamos viendo que las fronteras de Israel están llegando más allá del propio territorio nacional¨

Lunes 11 de Julio de 2011 16:49 Mikaela Levin para el Centro de Informaci'on Alternativa (AIC)

Lo que sucedió el último fin de semana con la iniciativa Bienvenidos a Palestina terminó de desnudar la cínica y a veces hasta infantil política de inmigración israelí. Todos aquellos activistas que en los aeropuertos europeos o en Tel Aviv expresaron abiertamente su intención de visitar Palestina y participar de actividades culturales y políticas en Cisjordania, fueron inmediatamente rechazados. No se les permitió explicar sus intenciones ni su posición política, simplemente se las incluyó en listas negras o se las detuvo en el aeropuerto de Ben Gurion a la espera de la deportación. Según pudo saber el AIC, sólo uno de estos activistas evitó ser deportado y logró entrar a Palestina.

Los pocos que sí lograron pasar sin problemas los controles en Ben Gurion, en cambio, lo hicieron porque siguieron las reglas implícitas de las autoridades israelíes: no mencionar a Palestina. Xaviera, Coni y Alba hicieron exactamente eso. Llegaron a Jerusalén y un día después a Cisjordania. Antes de partir a Palestina para sumarse al resto del grupo de Bienvenidos a Palestina, las tres activistas de Barcelona hablaron con AIC sobre las sorpresas, las decepciones y las enseñanzas que dejó este nuevo intento de romper las barreras israelíes que rodean y aíslan a los territorios palestinos.

Las tres catalanas se sumaron a último momento a la iniciativa Bienvenidos a Palestina. Son activas miembros de Rumbo a Gaza, el colectivo español que impulsa la Flotilla de la Libertad. Como no había espacio para todos en los barcos, decidieron contactarse con sus compañeros franceses y sumarse a su esfuerzo por romper otro tipo de bloqueo, más laxo pero igual de arbitrario, el de Cisjordania. "Los franceses se esperaban que los detuvieran en Israel cuando dijeran que iban a Palestina. No creo que se esperaban lo que pasó en Europa; esto nos pilló a todos de improvisto, aunque podríamos haberlo previsto con todo lo que está pasando en Grecia. Estamos viendo que las fronteras de Israel están llegando más allá del propio territorio nacional y que tienen una influencia política muy fuerte ya no solamente en su territorio, sino también en el territorio europeo", aseguró Coni, sin esconder su frustración.

Aún si no mencionaron Palestina, las tres catalanas tomaron algunas precauciones extras. "Nos disfrazamos de señoras", bromeó Coni. El disfraz: camisa negra brillante, mucho maquillaje y una llamativa cruz colgando sobre el pecho. Alba, la más pequeña de las tres, no se produjo tanto y por ello llamó la atención de los oficiales de inmigración. "Me preguntaron cómo se llama mi padre y cómo se llama mi abuelo de parte de mi padre, y dónde iba a estar. Le dije que estaríamos en Jerusalén dos o tres días y después iríamos a Haifa. Después vinieron ellas, dijeron que estábamos juntas y nos pusieron el sello", relató la joven de 23 años.

Xaviera y Coni ya habían estado en Israel y en Palestina antes. "Hace cuatro años se veía muchos más árabes aquí (Jerusalén) de los que se ve ahora. De hecho, nos ha sorprendido muchísimo cómo realmente la ocupación de Jerusalén avanza, avanza y avanza", destacó Xaviera. Su tono de voz empieza a escalar y la expresión amable de su cara se torna más dura. "Es absolutamente vital que tengamos como prioridad venir aquí a ver realmente lo que está pasando. Se habla del muro, pero hasta que no lo ves no te das cuenta del impacto que tiene sobre ti y sobre las personas que viven aquí. Digámoslo con toda claridad, esto es un genocidio", sentenció la activista, que también participó del grupo internacional que viajó a Egipto en diciembre de 2010 a conmemorar los dos años de la sangrienta invasión israelí a Gaza y a intentar romper el bloqueo a la franja.

No lo lograron en hace un año y tampoco la semana pasada; sin embargo, se mantienen optimistas. "Tenemos que venir y después volver a nuestros países y explicarles a nuestras familias y a nuestros amigos que los lobbies judíos que hacen presión y dicen que lo que está pasando en Palestina no es real mienten; decirles lo que hemos visto e invitarlos a que lo vean por si mismos", explicó Xaviera.

Las tres activistas coinciden en que se acercan momentos difíciles. La derecha avanza en cada elección en Europa, fortaleciendo aún más la posición del gobierno israelí. "Pero hay una contra –advirtió Coni, con una sonrisa rebosante de orgullo- la gente se está organizando. Es verdad que los representantes políticos son cada vez más de derecha, pero la gente está funcionando cada vez más en red. Yo hacía muchos años que no veía una respuesta de la gente así y lo estoy viendo con el tema Palestina, con los temas sociales...".

Coni lo vivió en carne propia durante la acampada del movimiento español de indignados. Uno de los sectores de la plaza principal en Barcelona fue bautizada por los manifestantes como "Plaza Palestina". "No sé cuál es la estrategia de Israel, pero lo que sí sé es que cada vez es más difícil para Israel explicar a la población civil europea lo que está haciendo", advirtió a su lado Xaviera. A la larga lista de crímenes e ilegalidades cuestionados por la comunidad internacional, ahora las autoridades israelíes deben sumar masivas listas negras de ciudadanos europeos y estadounidenses, y la detención de alrededor de 120 activistas pro-palestinos, sin acceso en algunos casos confirmados a abogados, representantes diplomáticos o traductores. Como el ataque a la primera Flotilla de la Libertad el año pasado, la iniciativa Bienvenidos a Palestina desnudó el sistema ilegal, represivo y arbitrario que rige sobre los territorios palestinos y todos aquellos que quieren llegar a ellos.

ORGANIZACIONES PALESTINAS QUE CONVOCAN

Al-Rowwad Cultural and Theatre Training Center: www.alrowwad-acts.ps
Alternative Information Center:

www.alternativenews.org
BADIL Resource Center for Palestinian Residency and Refugee Rights:

www.badil.org
Bil’in Popular Resistance Committee:

www.bilin-village.org
Friends of Freedom and Justice, Bil’in:

www.bilin-ffj.org
Grassroots Palestinian Anti-Apartheid Wall Campaign: www.stopthewall.org
Holy Land Trust:

www.holylandtrust.org

International Solidarity Movement:

www.palsolidarity.org
Open Bethlehem:

www.openbethlehem.org
Palestinian Centre for Rapprochement between People: www.PCR.PS
Palestine Justice Network:

www.palestinejn.org
Palestine Solidarity Project: www.palestinesolidarityproject.org
Popular Struggle Coordinating Committee: www.popularstruggle.org/
Siraj Center for Holy Land Studies:

www.sirajcenter.org
Youth Against Settlements: www.youthagainstsettlements.org/